Sígueme ;)

viernes, 1 de julio de 2011

Ayer, mañana. ¡¿HOY?!

Quisieras retroceder las agujas del reloj que en tan solo un pequeño suspiro han llegado a avanzar tan rápido. Y echar la vista hacia uno de los dos extremos, hacia lo que fue o hacia lo que será, y te olvidas de lo que justo en este momento es. Mañana será otro día, y ayer... ayer nunca más volverá. Pero, ¿qué pasa con hoy? ¿Porqué siempre nos olvidamos del presente, y nos aferramos a vivir en el pasado o soñamos con lo que viviremos en un futuro? 



No hay comentarios:

Publicar un comentario