Sígueme ;)

jueves, 12 de enero de 2012

tú haces planes, y la vida te sorprende.

Planes, todas esas cosas que piensas que algún día vas a hacer, o todos esos momentos que crees que algún día vas a vivir. Pero por desgracia, o quizá por suerte, la vida no se planea. La vida no viene con instrucciones, no existe un primer paso, ni tampoco el último. Porque la vida es una caja de sorpresas, y en realidad nunca sabes qué te puede tocar. La vida es como uno de esos regalos que esperamos con ansia el día de Navidad debajo del árbol, unos gustan más, otros menos, pero todos se agradecen. Porque en la vida, como se suele decir, la intención es lo que cuenta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario