Sígueme ;)

martes, 20 de marzo de 2012

Lucha por lo que más quieres, y todo se te hará realidad.

  Llegaba tarde, como siempre. Acostumbraba a dejar lo más importante para el final, para esos últimos cinco minutos antes de la hora prevista. Y cómo no, siempre le tocaba llegar en una carrera hasta el final de la calle,  como cuando era niña. Se detenía por momentos, solo cuando sentía que le faltaba el aire... Y cada paso que daba le hacía recordar que un minuto más era un beso menos. Había perdido 20 minutos, 20 besos. Y siguió corriendo, hasta encontrarlo con la mirada atenta en aquel reloj que le había regalado por su aniversario.
-Veinte minutos tarde...- dijo él.
-Veinte besos perdidos...- siguió ella.
-Si empiezas ahora, serán menos los besos restados - añadió.

Y entre risas y besos, aprendieron que no se trata de pensar en lo que ya no se puede hacer con el tiempo perdido, sino en lo que podemos hacer con el tiempo que nos queda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario