Sígueme ;)

miércoles, 4 de abril de 2012

La esperanza de vida aumenta con una dosis de optimismo.




 Le habían fallado tantas veces, que hasta llegó a perder la cuenta. Después de tantas decepciones, la vida la enseñó a tratar a los demás de la misma manera en que la trataban. Ella, que ya no podía permitirse confiar o creer, que aprendió a tirar la piedra y esconder la mano, a traicionar, a mentir, a dejar de ser buena. Y yo, que siempre estaré aquí para decirle que no, que confiar es necesario, aunque te fallen una y mil veces. Sin confianza no puede existir el amor, ni tampoco la amistad. Entonces, sin esos dos sentimientos, ¿qué te queda? No tengas miedo, sigue apostando por aquel que te demuestre que puedes arriesgar. Recuerdo que cuando era pequeña mi madre siempre me decía: hay que cuidar mucho las palabras, porque tienen poder, son lo que más vale. Por eso, siempre que te diga 'te quiero' lo diré de verdad. Yo aprendí de ella, ahora...aprende tú de mi. 

3 comentarios:

  1. me encanta :)
    pasate x el mio te sigo
    http://soytucenicienta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te guste :) Enseguida me paso.
    Un besito guapa :D

    ResponderEliminar